Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

jueves, 29 de mayo de 2014

De Bruselas



Regalo de Claudine

Nº. 3.814
Se puede decir en el caso de hoy, que se trata de una huevera única (y bien podría usar también algunos sinónimos, como excepcional o exclusiva), porque ha sido creada y hecha para la colección. La huevera en sí, nos referimos al recipiente, es de porcelana blanca y de forma común, sin mayores pretensiones. Pero, tiene dibujados a mano por todo el cuerpo pollitos y flores. El pedestal, ancho, también está pintado de amarillo. Las iniciales de la autora figuran, discretamente, debajo del motivo decorativo.
Claudine van Landewyck hizo un cursillo de pintura sobre porcelana y esta fue una de sus primeras obras que, como se puede apreciar, no le salió nada mal, porque ya sabía dibujar muy bien antes de empezar las clases. Me la dió el mes de enero del 2006, fue su regalo de Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada