Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

viernes, 13 de junio de 2014

De Roma

Nº. 83


Regalo de Luis 


En esta ocasión, tenemos como invitado a un simpático personaje que llegó con Luis el año 1983, desde Italia hasta nuestra casa.

Se trata de un marinero de madera, que lleva en su gorra la concavidad para depositar el huevo pasado por agua. Por si alguien dudara del atuendo (podría confundirse con traje de niño de Primera Comunión), viene escrita la leyenda "I am a sailor boy", que disipa cualquier duda.
Ni que decir tiene que debe ser un tipo optimista porque, a pesar de su estado bastante lastimoso, el hombre luce una gran sonrisa y una mirada divertida. El estado lastimoso lo decimos porque le falta la nariz y parte de su brazo izquierdo.
Estoy casi segura, aunque no lo anoté en aquél entonces, que Luis compró esta pieza en Roma, en el mercadillo dominical de Porta Portese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada