Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

lunes, 14 de julio de 2014

De Ginebra (Suiza)



Nº. 4.733
Regalo de VICTORIA


Esta pieza es de cerámica blanca con forma de  vaca. Otros detalles que podemos dar sobre este, o mejor dicho, esta simpática rumiante, es que cubren su piel unas irregulares manchas negras. La vaca está sentada sonriente, y lleva colgada del cuello una campana dorada atada a un cordel rojo.
Hay que señalar que inspirarse en las vacas para la fabricación de hueveras es un tema bastante recurrente y, francamente, no sabría explicar por qué, porque ni están relacionadas con los huevos, ni con la Pascua, ni es que sean un elemento estético especialmente bello o atractivo, como podría ser una flor... (espero que no se me ofendan las vacas). Vamos, que por asociación de ideas, a lo más que llegamos a pensar viendo una vaca es en el desayuno, la leche y la mantequilla.  
Esta pieza nos la compró Victoria Mascaray en el aeropuerto de Ginebra, en marzo de 2006. ¡Gracias, Victoria!
Presenta una inscripción en la base en la que puede leerse "The Swiss Cow Collection -by Cofter, Geneva". Las investigaciones realizadas a partir de este dato, no han dado ningún fruto y no tenemos información sobre la empresa productora. Lo que sí que consiguió Gloria fue encontrar otra huevera igual en una página de Internet. Dicha web está escrita en japonés y parece desarrollar (como no "dominamos" el japonés todo son suposiciones) un relato paralelo en el que combina, en la parte superior una serie de piezas de cerámica y, en la parte inferior, la evocación de un viaje probablemente por Suiza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada