Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

martes, 9 de septiembre de 2014

De Amsterdam


Nº 6.484

Regalo de   Carmen  y   Bruce

Se trata de una huevera de cerámica, de forma común, según nuestro modo de catalogación, aunque bien podríamos especificar que el tipo al que corresponde es a la denominada forma europea, que así se llaman las que no tienen pedestal. Este ejemplar presenta como particularidad el llevar unos círculos pequeños calados que, se extienden a lo ancho del cuerpo de la huevera, junto el borde superior y por el pie.  
En el cuerpo luce, opuestos, dos motivos florales que están compuestos de tulipanes con sus correspondientes hojas. Ambos, flores y hojas, están a relieve y los tulipanes (8) son de colores pálidos, en amarillo y rosa.
Los tulipanes son unas plantas perennes y bulbosas, de la familia de las Liliaceas. 
Algunos de los entendidos en el simbolísmo de las flores asocian el color amarillo de los tulipanes con la amistad, lo que sería muy acertado en este caso. Dicen que el amarillo representa la luminosidad del sol, y sirve para describir a una persona con sonrisa radiante y brillante, como mi amiga Carmen. Lo que pasa, es que para otros entendidos en la misma materia, los tulipanes amarillos significan todo lo contrario. Pero, bueno, ¿para qué buscar tantas interpretaciones si nos gusta la primera? De los tulipanes rosas no sé nada...
Esta huevera la compraron Carmen y Bruce en un viaje a Holanda, en el año 2011. Después, la pasearon por toda Europa y acabaron llevándomela a Campo, donde me la encontré cuando fui por allí, aunque ellos ya no estaban. A lo mejor los tulipanes rosas significan constancia, generosidad, ganas de hacer felices a los demás... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada