Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

viernes, 19 de septiembre de 2014

De Barcelona



Nº 3.051
Regalo de    ÓSCAR
 

Huevera plato, de cerámica blanca, acompañada de un salero o pimentero de acero inoxidable en forma de medio huevo. Ha sido producida por la empresa leonesa Fisura, cuyo ámbito de actividad es la producción de objetos de regalo y decoración.
¿Cómo distinguir un salero de un pimentero? según las apreciaciones de Gloria, esta es una de las preguntas más temidas por los coleccionistas de saleros y pimenteros, quienes suelen apuntar que, ante dos recipientes no identificados expresamente por las letras que indican "sal" o "pimienta", lo mejor es llevar a cabo un análisis comparativo del número y tamaño de los agujeros de ambos y, después, contextualizar el resultado con las informaciones disponibles sobre el volumen de los granos de sal y pimienta más frecuentemente utilizados por la población (definida temporal y espacialmente) a la que presuntamente se destinan o destinaron dichos recipientes.
Otros criterios, como la teoría según la cual en Estados Unidos el salero suele situarse a la derecha y el pimentero a la izquierda, pueden ayudar también a formular una opinión verosímil sobre la cuestión. 
El problema, en cualquier caso, resulta más peliagudo en el ámbito de las hueveras, en el que muchas veces, como la presente, la huevera comporta tan sólo un recipiente de dispersión de condimentos, imposibilitando toda búsqueda de rasgos pertinentes que ayuden a clasificarlo en uno u otro grupo.
De todos modos, como hay que relativizar las cosas, tampoco es que sea este el gran problema de la humanidad y, como tanto la sal como la pimienta son de gran utilidad a la hora de consumir huevos pasados por agua, el recipiente es lo que uno quiere que sea. Personalmente, he oído decir que cuando hay un solo agujero es para la pimienta, y si hay más es para la sal.
Óscar nos regaló esta huevera en julio del 2003. La compró en Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada