Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

viernes, 9 de octubre de 2015

De Bruselas


Nº. 7000

Jean



Esta huevera es la nº 7000 de la colección. He hecho un poco de trampa y le he reservado ese número tan especial a esta pieza, porque me la ha hecho especialmente para mi Jean, mi nieto. Se trata de una huevera sin pie, de yeso, formada por dos círculos no concentricos, que está pintada de color rojo. 
El autor de esta original huevera es modesto y dice que ha sido superfácil hacerla. La técnica, explicada por él mismo, es la siguiente: se ponen unos polvos con agua, se remueven, se tiran en un molde, se espera que se sequen y se pinta como quieras. Consejo: hay que esperar que se seque bien, si no, se deshace...
Esta anécdota, que parece intrascendente, no lo ha sido, porque llamó la atención de varias personas que visitaron la exposición que hicimos en REPLEGA, en Monzón. Entre esos amables visitantes estuvo Esther, a la que yo no conocía y que me dedicó una simpática poesía, que termina así: "... Llegaste a un número muy alto, el 6999,  y a tu hija comentaste que te faltaba una para las 7000. Pero no te diste cuenta que un ángel, lo estaba oyendo, y en clase  pidió a la profe, con arcilla una huevera hacer. Terminada te la trajo, y ahora ya remataste, con un broche de oro la colección, y creo yo que no me equivoco si digo, que es la que tiene para ti más valor. Por último, amiga, te deseo de todo corazón, disfrutes de la vida y de tu colección...".
Pues eso, me la regaló Jean en el mes de agosto de 2015, hecha por él, en Bruselas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada