Regalos y recuerdos...

Muchas de las hueveras que componen mi colección me las han regalado. Para tener un recuerdo de cada uno de esos presentes y, sobre todo, de las personas que tan generosamente me las han ofrecido, quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento.

viernes, 23 de mayo de 2014

De Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

Nº. 324

Regalada por Luis B.



Esta huevera es de cerámica, tiene forma de pollito, es de color blanco con el pico y los ojos dorados, y tiene la peculiaridad de que en la parte posterior lleva representada la figura de Santo Domingo de la Calzada, patrón de la localidad que lleva su nombre y que lleva escrito debajo de la imagen el nombre. Es pues, una huevera souvenir.
En el siglo XI, un eremita llamado Domingo García fundó en el Camino de Santiago un burgo para atender el flujo de peregrinos. Lo dotó de hospital, albergue, puente y caminos y pronto se convirtió en un lugar destacado en esa ruta. En el siglo XIII se empezó a edificar la catedral, para acoger el cuerpo del fundador. 
Hay una tradición que se hace eco de un milagro acontecido en aquél tiempo. Se dice que unos padres con su hijo, que eran alemanes, iban en peregrinación a Santiago de Compostela. Se alojaron en un mesón y resulta que una de las mozas que allí trabajaba se prendó del chico y le hizo proposiciones deshonestas. Como él se negó, ella quiso vengarse y al marcharse de allí le puso un vaso de plata entre su equipaje. Luego, llamó al Corregidor y le acusó de robo. Por esta causa, el joven fue ahorcado.

Los padres, muy apenados, continuaron su marcha hasta Santiago y, al volver, quisieron pasar por donde habían ahorcado a su hijo. Y ¿qué se encontraron? pues que el joven estaba vivo, porque Santo Domingo lo había sostenido con sus brazos. Ante semejante milagro fueron corriendo a ver al Corregidor, que no se creía lo que le contaban, y les dijo irónicamente algo así como "Esta historia es tan verdad como que el gallo y la gallina que me estoy comiendo se van a levantar del plato  y se van a poner a cantar" y así pasó, volvieron a la vida y cantaron. Por eso existe el dicho de "Santo Domingo de la Calzada, donde canta la gallina después de asada".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada